fbpx

Cuando el número de personas que visitan tu sitio web aumenta, lo que tu deseas es convertir a esas personas en compradores.  A continuación se presentan cinco métodos probados para convertir a tus visitantes  en compradores.

  1. Demuestra que tu producto es ideal.

La idea es convencer a tu visitante que no necesita seguir buscando en otros sitios; tu sitio lo tiene todo, y tu producto es exactamente lo que necesita

Recuerda: El objetivo es demostrar a tus visitantes que te necesitan.  Haz que tus visitantes sientan que te diriges a ellos y no sólo alardeas de ti mismo.  Por ejemplo, en lugar de citar testimonios, intenta describir varias situaciones y cómo ayudaste al cliente. El objetivo es que el cliente se reconozca a sí mismo en los escenarios

  1. Utiliza las suscripciones en la página de inicio.

Cuanto más conveniente sea tu información de contacto, más probable es que tus visitantes la utilicen realmente.  Mucha gente sólo ve un sitio una vez, así que atrae su atención desde el principio y comienza la relación de inmediato.

Recuerda: Mucha gente desconfía de las nuevas relaciones, incluso si se trata de una simple presencia en la web.  Al circular un boletín semanal o mensual, puedes mantener el contacto sin parecer demasiado insistente.

  1. La recompensa inmediata es muy importante.

Ofrece a tus visitantes algo que puedan usar inmediatamente.  Ya sea un bono de incentivo, una increíble lista de los 10 mejores, o formularios descargables, dale a cada visitante un material para llevar.

Recuerda: No te olvides de colocar tu nombre en estos documentos!  Anunciarte a ti mismo, a tu sitio, y a tu producto es vital.  Cada pdf o documento descargable que tus visitantes impriman es una pieza más de publicidad.

  1. Crear un sentido de compromiso personal.

Si te presentas como una persona comprometida, es más probable que tus visitantes crean en ti.  Se directo. Hazlo personal.  Sobre todo, deja en claro que puedes ayudarlos a resolver sus problemas.

Recuerda: Sitúate como un recurso invaluable y haz que tu información de contacto sea accesible y fácil de localizar.  Esto te permitirá estar un paso más cerca de conseguir un nuevo cliente.

  1. La calidad es algo evidente.

Cuando se trata de tu sitio web real, obtienes lo que pagas.  Aunque parezca costoso al principio, piensa en cuánto dinero se generará de un sitio web profesional.

Recuerda: El mantenimiento de un sitio web es muy complicado.  No sólo el contenido tiene que ser exacto, sino que el diseño, el desarrollo y la funcionalidad deben ser excepcionales.  Normalmente es beneficioso contratar a un diseñador que pueda transformar tus ideas de producto en un sitio web confiable y profesional.